Subir al Mirador de Alcolea de Cinca

Se trata de un ruta de ida y vuelta que se adentra en uno de los cortados fluviales más impactantes del río Cinca, al mismo tiempo que visita la zona esteparia más destacada de la comarca del Cinca Medio.

Esta comienza en  Alcolea de Cinca y toma una senda ascendente que serpentea dirección suroeste. Tras unos 340 metros de fuerte subida, el sendero sale a una pista de tierra que coge a la izquierda y que avanza sobre los impresionantes cortados, erosionados a lo largo de miles de años y conocidos con el nombre de ripas.

A los pocos metros de salir a la pista, aparece un mirador coronado por una cruz. Este lugar es el techo del pueblo y donde antiguamente se encontraba la ermita de la Cruz.

La ruta continúa por el camino principal, próxima a los cortados. Llaneando, pasa junto a unas antenas mientras que a la derecha deja una zona de cultivos y a la izquierda, la caída de las impresionantes ripas, con vistas sobre el valle.

Llega un momento en que el recorrido se separa unos metros del serrado para acercarse a los sasos de Alcolea, la mayor y mejor conservada zona esteparia del Cinca Medio.

A unos 3 km desde el inicio, aparece una pequeña construcción de piedra en ruinas y, pocos metros después del edificio, la ruta deja la plana sobre las ripas e inicia el fuerte descenso que conduce a la carretera HU-V-8611.

Desde la vía asfaltada las vistas son bien distintas ya que, ahora las enormes paredes están sobre el recorrido. Tras disfrutar de estas maravillosas formaciones geológicas, el itinerario regresa al pueblo por el mismo camino.

Ruta en PDF

Cargando...
¡Upps!
Estas utilizando un navegador que no es totalmente compatible con nosotros. Por favor actualízalopara una mejor experiencia.  
  Nuestra página funciona mejor con Google Chrome
Como actualizar tu navegador